Colegio Profesional de Asistentes Sociales de Santa Fe

“Lo principal es dar la discusión sobre la sociedad en el marco de la desigualdad que existe, y sobre todo empoderar a las mujeres”

Compartir:
La presidenta del Consejo Nacional de las
Mujeres, Mariana Gras Buscetto, participó de la puesta en marcha del Proyecto «Escuelas
Populares de Formación en Género», que se lleva adelante mediante un trabajo
articulado con el Colegio Profesional de Asistentes Sociales de la Provincia de
Santa Fe (Primera Circunscripción). En este contexto, Gras destacó la
importancia de este tipo de instancias para el desarrollo futuro de políticas
públicas.
¿Qué función cumple el CNM en el
desarrollo de este tipo de propuestas?
Somos los que llevamos adelante la
iniciativa de esta política pública. También los que financiamos y acompañamos
en la elaboración de los módulos, en la conformación de los equipos y en el
proceso y el desarrollo de la Escuela.
¿Cuál es el objetivo que busca el Consejo
al impulsar este tipo de instancias?
Dar la discusión en todos los ámbitos,
empoderar a hombres y mujeres en el marco de la lucha por la igualdad y en
contra de la violencia de género. También buscamos constituir una red nacional
territorial que permita tener capacidades instaladas en todo el país para poder
ir construyendo un tejido social en este marco. Lo principal es dar la discusión
sobre la sociedad en el marco del machismo, el patriarcado y la desigualdad que
existe. Y sobre todo empoderar a las mujeres.
¿De qué forma se traduce esto
en el territorio?
Porque cuando se termina la Escuela, los
compañeros y compañeras que son parte hacen una propuesta de acción en función
de la realidad y de la incidencia que cada uno tiene en los barrios o en el
lugar de origen. Sobre esa agenda actuamos en función del desarrollo de
políticas públicas.
En base a eso, ¿cuáles son las cuestiones
pendientes que descubren en relación a la temática de Género?
Más que nada lo relacionado al acceso a
la justicia. Una Justicia que entienda la envergadura de la problemática que
estamos hablando. Y después, en el marco de la sociedad, lo que tenemos es una
discusión cultural pendiente con respecto a qué Democracia estamos
construyendo, si en realidad tenemos una Democracia que es inequitativa.

¿De qué forma el CNM se plantea continuar
trabajando para sostener la vigencia de la consigna “Ni una menos”?

Para nosotros la marcha del 3 de junio fue
producto de una toma de conciencia por parte de la sociedad sobre una situación
con la cual antes se convivía naturalmente, que ahora se sabe que no es ni
natural ni normal y que se puede desterrar. Además, por condicionamiento del
mandato popular (teniendo en cuenta la masividad de la marcha), se nos permite que
los actores que tienen responsabilidad en la lucha contra la violencia
profundicemos las políticas y los que no están dentro de las circunstancias modifiquen
su actuar. Ya sea por convencimiento o por condicionamiento.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *